lunes, enero 22, 2007

La joven de la Argolla

“La Joven de la Argolla”. Oigres Khalîl. S. XVII

Hasta hace pocos años no se tenía constancia de la existencia de este cuadro. Fue encontrado en una caja de madera oculta durante años en una vieja casa de la ciudad de Breda, ciudad meridional de Holanda donde se produjo la capitulación de Nassau frente a las tropas de Felipe IV capitaneadas por Spinola.

Diferentes estudios y análisis de los pigmentos utilizados, materiales y técnicas empleadas demostraban que se trataba de un cuadro del S. XVII. Su autor era desconocido, al igual que la identidad de la mujer retratada. Sin embargo, recientes investigaciones, muchas de ellas que respondían a un claro interés por intentar ver la mano de Vermeer (“La joven de la perla”) detrás de la obra, han podido aclarar todo el misterio que envolvía a esta pintura.

En realidad la obra es de un autor totalmente desconocido, al parecer llamado Oigres Khalîl, de origen norteafricano que viajó al centro de Europa a mediados del S. XVII. Nuevos documentos encontrados, la mayoría de ellos pertenecientes al archivo de Joseph Théophile Thoré, historiador y crítico que rescató del olvido a Vermeer en el S. XIX, con la ayuda del marchante de arte John Smith, podrían aclarar además la posible relación que podría haber entre “La joven de la Argolla” de Khalîl y “La joven de la Perla” de Vermeer.

Al parecer los dos pintores llegaron incluso a conocerse. Este hecho se produjo en La Haya en 1662, cuando Vermeer fue convocado para hacer una peritación sobre una colección de telas vendidas a Federico Guillermo, gran elector de Brandemburgo, y se desconocen por completo las razones por las que Khalîl pudiera encontrarse allí, pero sí se sabe que era considerado un pintor fracasado que nadaba a contracorriente del gusto de la época.

El caso es que Vermeer se quedó muy impresionado con una de las obras del pintor norteafricano, que había llamado “La joven de la Argolla”. Al parecer la mirada de la modelo, la paleta o gama de colores tan compatible y sobretodo por el contraluz hicieron que se despertara en el pintor holandés un gran interés por esta obra.

Tres años después de este encuentro en La Haya nacería “La joven de la Perla”, considerada una de las obras maestras de la pintura, y nunca más se supo de “La joven de la Argolla” hasta que apareció en una polvorienta caja de madera hace apenas unos años.


Este cuadro va dedicado a todos vosotros, a los que no veo hace tiempo, a los que nunca coincidimos para tomar un café, a los que el ritmo frenético de nuestras vidas hace que apenas sepamos unos de otros, y que solo tengamos conciencia de nuestra existencia a través de un comentario fugaz, un e-mail reenviado, y por qué no a través de este blog.

Espero que os guste la obra. Como habréis imaginado no existe ningún pintor llamado Oigres Khalîl, y por supuesto que jamás ha tenido nada que ver con Vermeer. Se trata de un nombre totalmente inventado - Oigres (Sergio al revés) y Khalîl (“Buen amigo” en árabe) -. Ya ves Sergio, no siempre hay que hablar de artistas consagrados. Además, ¿no crees que en el arte contemporáneo hay ahora más artesanos que artistas? Espero que sigas siendo artista, y te agradezco este enorme obsequio, hecho lienzo.

- “El mayor artista es aquel que en la suma de sus obras ha incorporado el mayor número de sus mejores ideas”. John Ruskin

- “Ningún gran artista ve las cosas como son en realidad; si lo hiciera, dejaría de ser artista”. Oscar Wilde

- “Hay millones de artistas que crean; sólo unos cuantos miles son aceptados o, siquiera, discutidos por el espectador; y de ellos, muchos menos todavía llegan a ser consagrados por la posteridad”. Marcel Duchamp

5 Comments:

Blogger PATRIGL said...

Hola! antes de nada quiero felicitarte por tu página..ME ENCANTA.Lo que más me ha gustado ha sido este cuadro,la verdad es que su historia me ha impresionado!! Tengo ke decirte ke soy una gran admiradora de ese pintor y una fiel seguidora de toda su obra.
Felicidades de nuevo.
PATRY (NOVIA DE SERGIO:EL ARTISTA)

28 enero, 2007  
Anonymous Nuria said...

Hola! q tal? bueno la verdad no tengo ni idea de arte como te he dicho antes, me puede gustar un cuadro más que otro pero porque me llame la atención....porque de arte cero jeje. Pero lo que si esta muy bien q hagas este tipo de blog con las historias que comentas.

Un beso. Nuria

15 febrero, 2007  
Anonymous Anónimo said...

Todo en esta obra es enigmático, desde la melancólica belleza de la joven a la identidad de su absorto artista ¿enamorado?

10 febrero, 2008  
Anonymous Anónimo said...

Un cuadro impresionante.
Felicidades!

28 agosto, 2008  
Anonymous Anónimo said...

Un cuadro precioso,enhorabuena al genio de la obra.

13 octubre, 2009  

Publicar un comentario

<< Home