martes, julio 11, 2006

El beso


"El beso". Gustav Klimt. S. XX

7 Comments:

Blogger CARAX said...

Las figuras de los amantes están representadas ante un fondo dorado que enlaza con los iconos bizantinos y rusos. La pareja se abraza ante un reducido prado repleto de florecillas, siendo difícil interpretar si están arrodillados o de pie. Ese prado finaliza de forma brusca, como si el pintor quisiera situar a los amantes al borde del precipicio. La pareja se enmarca también con una aureola dorada, vistiendo ambas figuras de ese color, adornadas sus vestimentas con rectángulos negros y grises el hombre -interpretados por Schorske como un símbolo fálico- y círculos de colores el de la mujer. El ceñido vestido nos presenta claramente las formas femeninas, dejando ver piernas, hombros y brazos, sujetándose la joven con los dedos de los pies para evitar el precipicio. Su cabeza presenta una escorzada postura, inclinada hacia atrás y vuelta de lado, mirando hacia la perspectiva del espectador a pesar de sus ojos cerrados. El hombre también presenta una escorzada postura, sujetando con sus manos la cabeza de la amada, dejando ver sólo la cabeza coronada de flores. Su ancho cuerpo y su actitud de dominio son dos elementos claves en la composición, interpretada por buena parte de los especialistas como una escena protagonizada por el propio Klimt y su buena amiga Emile Flöge.

17 julio, 2006  
Blogger CARAX said...

En realidad nunca me ha interesado esta obra, ni la pintura de Klimt en general. Sin embargo una lámina de este cuadro apareció colgada en el cuarto de una de las mejores personas que he conocido últimamente: sinceridad, honestidad, alegría, simpatía... son valores de esta persona tan especial, valores que gracias a ella han sido adquiridos por "El beso", que ha pasado de ser un cuadro casi insignificante a ser uno de mis favoritos.

18 julio, 2006  
Blogger CARAX said...

"La hermosura que se acompaña con la honestidad es hermosura, y la que no, no es más que un buen parecer". Cervantes

18 julio, 2006  
Blogger CARAX said...

"¿Por qué es tan difícil querer, siendo tan sumamente fácil desear? Porque en el deseo habla la impotencia, y en el querer la fuerza." Abraham Lincoln

18 julio, 2006  
Blogger CARAX said...

"De querer a no querer hay un camino muy largo, que todo el mundo recorre sin saber cómo ni cuándo. Me he enamorado de ti, y es enfermedad tan mala que ni la muerte la cura, según dicen los que aman". Manuel Machado

18 julio, 2006  
Blogger CARAX said...

"Te aprecio no solo por lo que eres, sino por lo que soy cuando estoy contigo"

30 julio, 2006  
Anonymous leo said...

" la joven, quien quiera q fuese, parecía halarse al filo del abismo. los dedos de sus pies se aferraban al borde -¿era aquello éxtasis sexual o desesperación?-. sus pies estaban enredados o atados con parras doradas. el hombre, quienquiera q fuese, parecía estar en mejor situación. se encontraba en el lado seguro del talud. ocultaba su expresión y sus sentimientos, volvía la cara hacia otro lado. en cualquier instante podría aburrirse de la joven y empujarla al barranco. la dejaría desesperada, sin otra opción para su mente agonizante q lanzarse al vacío. su cara de felicidad traicionaba su ignorancia por lo tenebroso del entorno. su cara el centro, el corazón del cuadro. de repente, me sentí furiosa con ella, con su rostro y corazón expuestos, con su inocencia y juventud. ¿acaso no sabía el peligro en el q estaba? ¿cómo podría escapar de la situación?. quería zarandearla, despertarla de su trance, pero ella continuaba sonriendo."

esto podría haber dicho Emile Flöge al verse reconocida en el cuadro. esto, y q las manos no eran las suyas, si no las manos artríticas de Adele Bloch-Bauer, otra de las amantes de Klimt.

23 noviembre, 2006  

Publicar un comentario

<< Home